La Edad De Oro: Tercera Semana De Enero (www.baseballprospectus.com)

Image credit: Vector image by VectorStock / Pau2000

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Bienvenidos a “La edad de oro”, la voz autoridad en jugadores de Grandes Ligas de antaño quienes cumplen 50 años cada semana. Ya sea que recuerdes al jugador o no, sin duda el recuerdo te llegará al leer la pieza. Siéntete libre de leerla toda de un jalón, o las del día. No te imponemos limitaciones aquí.

19 de enero: feliz cumpleaños,

Por alguna razón, la mitología del béisbol exige nombres aliterativos: Mickey Mantle. Barry Bonds. Jeff Juden. Si fuera Donnie Juden, que también es un nombre muy de béisbol, aún no tendría el garbo pastoral de la doble jota. E imagínatelo con la camiseta que más te guste: el lanzador con cuerpo carnoso de los 90s debutó con 20 años en Houston, pero también se le vio con los uniformes de Filadelfia, Montreal, San Francisco, Cleveland, Anaheim, Nueva York a rayas y el feo de Milwaukee. Su carrera fue una cabalgata de transacciones, con cuatro intercambios y dos contrataciones en el cable de despidos. Su gran oportunidad llegó con la rotación de los Expos del 97, y luego terminó ese año haciendo un par de apariciones de relevo en la Serie Mundial para Cleveland. Creció queriendo jugar al hockey, donde no habrían apreciado en absoluto la poesía de su nombre.

19 de enero: feliz cumpleaños, Phil Nevin

Hubo cinco jugadores seleccionados por delante de Derek Jeter en 1992. Nevin, la primera selección, fue la más defendible de las elecciones equivocadas. El ganador de los Spikes de Oro proveniente de la Universidad de California State-Fullerton fue a parar a los Astros, quienes se arrepintieron de la decisión en su año de novato tras una acalorada discusión entre él, el mánager Terry Collins y el gerente Bob Watson. Así que hicieron lo que se hace con los novatos descontentos: lo enviaron a Detroit por Mike Henneman. A partir de ahí, rebotó un poco—los Angels lo probaron como su receptor de reserva durante un año—pero no fue hasta su séptima temporada en San Diego cuando Nevin alcanzó el paso de primera selección, alcanzando su pico con 40 cuadrangulares y 152 DRC+ en 2001. Su última aparición fue en 2006, cuando los Twins perdieron el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Americana, una serie que finalmente perderían. Jeter nunca habría terminado así, pero Nevin es ahora el entrenador de tercera base de los Yankees.

20 de enero: feliz cumpleaños, Brian Giles

Fue mucho mejor de lo que recuerdas. Giles tuvo una carrera en tres actos, el primero como abridor de segundo nivel en el equipo de Cleveland de la “racha de llenazos”. Es fácil olvidarlo junto a Thome, Manny, Sandy Alomar y David Justice, pero engrosó su profunda alineación. La segunda fue después del más prominente y no dramático intercambio de Ricardo Rincón en la historia, en el que Pittsburgh salió como, bueno, piratas al adquirir un jugador que conectó más de 35 cuadrangulares en cuatro temporadas consecutivas. Y el tercero fue con los Padres—el elusivo mega intercambio de agosto que incluyó a Jason Bay y Oliver Pérez (y casi a Jason Kendall). Siguió tomando sus bases por bolas y conectando dobletes a pesar de que las vastas dimensiones del Petco Park usurparon su poder. Es sólo uno de los 30 personajes con una carrera de .400 de embasado y .500 en slugging. El Salón de los Muy Buenos nunca tuvo una cara mejor.

21 de enero: feliz cumpleaños, Johnny Guzmán

Estamos cerca de vivir en un mundo en el que conocemos una cantidad ridícula de datos de cada jugador de béisbol profesional, hasta su tipo de sangre y sus temores de la infancia. Los primeros años de la década de los 90 siguen siendo una especie de vacío de jugadores atrapados en la categoría del “qué le habrá pasado”, y Guzmán está allí, muy adentro. Esto es lo que sabemos: debutó con Oakland a los 20 años en 1991. En su debut se enfrentó a un bateador y permitió un sencillo para anotar una carrera. En su segundo juego se enfrentó a un bateador, Lou Whitaker, quien rodó para el out, y Guzmán se convirtió en el lanzador ganador de récord. Su último partido fue el 28 de junio de 1992, escapando de un atasco con las bases llenas de su propia creación. Pasó todo el año 93 en Triple-A y luego lanzó una temporada en Taiwán a los 24 años. Eso es todo. Sin duda, hay una razón por la que dejó el deporte tan pronto, pero el Internet emergente no se molestó en conservarlo.

23 de enero: feliz cumpleaños, Charlie Greene

Greene, un receptor institucional de carrera, fue reclutado tres veces: primero en la undécima ronda, luego en la decimotercera y finalmente en la decimonovena, en 1991, por los Padres, con quienes firmó antes de que todo se fuera pa’bajo. Hizo una aparición en septiembre de 95 con los Mets, luego fue reclamado por Baltimore y finalmente jugó en un puñado de partidos en el verano del 97, conectando su primer hit a Dave Burba. En total, jugó en ocho organizaciones diferentes, disputando 55 partidos de Grandes Ligas, e impulsando un total de dos carreras, ninguna de ellas con hit. Después de retirarse se convirtió en entrenador en la organización de los Brewers y ha estado allí durante la mayor parte de dos décadas. Los receptores, hombre—están en todas partes, incluso en los ductos de aire.

24 de enero: feliz cumpleaños, Cory Bailey

Hay algo en Bailey que, a primera vista, grita “jardinero izquierdo”, no lanzador. Tal vez ese fue el problema. Seleccionado en la 15ª ronda por los Red Sox en 1991, debutó dos años después, pero no tuvo muchas apariciones hasta la temporada del 97 con los Cardinals y de nuevo en el 2001 con los Royals, siendo posiblemente uno de sus lanzadores más valiosos ese año. No lanzaba particularmente fuerte, y los ponches lo reflejaban, pero también evitaba cuadrangulares y finalmente registró un salvamento en su último año en la MLB, 2002. Su carrera terminó abruptamente en 2008, con el dmedia T-REX de Taiwán, donde él y dos compañeros de equipo fueron arrestados por arreglar partidos, lo que les llevó a ellos y a su equipo a ser expulsados del béisbol taiwanés, y como te puedes imaginar, fue difícil conseguir otra actuación como lanzador después de eso.

25 de enero: feliz cumpleaños, Kerry Taylor

En 1989, el draft era una laboriosa actividad con 60 rondas. Los Twins no sólo se hicieron con Chuck Knoblauch, Denny Neagle, Scott Erickson, Marty Cordova y Denny Hocking, sino que también ficharon a Taylor, un lanzador de preparatoria no reclutado del pequeño Roseau, Minnesota, a 15 minutos de la frontera con Canadá. Tras ser el más destacado en la rotación de clase A en 1992, que incluía a Brad Radke y Eddie Guardado, los Padres apostaron por él en el draft de la Regla 5. Debutó en el Día de Apertura de 1993, entrando en una desordenada novena entrada e induciendo un roletazo para terminar la amenaza. La temporada siguiente, sus pobres números le llevaron a operarse del codo. Nunca volvió a las Grandes Ligas, pero se dice que una vez fue incluido con Greg Vaughn en un intercambio por Kenny Rogers y Mariano Duncan, que fue cancelado después del examen físico de Vaughn. Su último contacto con la pelota profesional fue en el año 2000 con el equipo Triple-A de Toronto, cuyo receptor principal era el ya mencionado Charlie Greene.



Source link