BP En Español: Lindor Ve La Luz En Nueva York—Segunda Parte (www.baseballprospectus.com)

Image credit: David Richard-USA TODAY Sports

Traducido por Pepe Latorre

Los New York Mets intercambian al IF Andres Giménez, IF Amed Rosario, LD Josh Wolf y J Isaiah Greene a los Cleveland Indians por el  SS Francisco Lindor y al LD Carlos Carrasco.

Sí Giménez todavía pudiera ser elegido como novato (no lo es por las reglas de tiempo de servicio ajustadas de 2020) habría estado por cuarto año consecutivo en nuestro Top 101. El desarrollo ofensivo ha sido desigual. Un ajuste en su swing en 2019 (destinado mejorar y aumentar su bateo de poder) lo llevó a un año pobre en Doble-A. Le costó adaptarse a la velocidad de las rectas mientras que sufrió con los pitcheos lentos. Un swing más largo y elevado tampoco ayudó. En 2020 parecía que ya estaba listo para conseguir que su nuevo swing funcionase. Estaba en el roster de las Mayores en el Día Inaugural y acabó convirtiéndose en el campocorto titular. El poder todavía no estaba allí (su slugging estuvo un poco por debajo de .400) y aunque puede pegar cuadrangulares a su banda natural, no va a ser una parte relevante de su juego. Giménez proyecta una buena herramienta en cuanto al contacto, y aunque es agresivo en la zona, su approach es lo suficientemente bueno como para alcanzar base en el rango del .350. Esto debería mantener su producción ofensiva en torno al promedio de la liga.

Después de debutar en Estados Unidos en Clase A- a los 17 y generar ciertas dudas con su defensa en el campocorto, Giménez se convirtió rápidamente en un buen defensor. Maduró físicamente antes de la temporada 2018 y también se convirtió en un corredor de mucho nivel. El aumento en su rango unido a un buen brazo y a unos instintos sobrenaturales lo convirtieron en un campocorto de futuro y un potencial Guante de Oro. También es eficiente robando bases y eso aporta algo de valor extra. No es justo pedirle a nadie que reemplace a Lindor como el campocorto de Cleveland, pero Giménez es un titular seguro y por encima del promedio para 2021 y el futuro, aunque el límite más allá de eso no es tan alto.

Rosario era un novato de campocorto aún mejor que Giménez, llegando a estar en el puesto 8 de nuestro Top 101 de 2017. Las herramientas ofensivas eran más prometedoras. Unas muñecas ultrarrápidas hacían pensar en mucho poder y se intuía algo de contacto. Sin embargo, Rosario aún tiene que averiguar a qué lanzamientos hacer swing en las Mayores. Ha tenido muchos problemas con los lanzamientos quebrados que rompen hacia fuera. A pesar de ser capaz de poner juntos momentos que invitan al optimismo (por ejemplo, en la segunda mitad de 2019 bateó .319/.351/.453 con una mejor tasa de ponches), su enfoque nunca ha permitido que las herramientas físicas brillen de una manera consistente. Fue particularmente malo en 2020, aunque no se le dio regularidad en el tramo final y no quiero dar demasiada importancia a las actuaciones atípicas del 2020.

El problema más grave de Rosario es que su guante tampoco se desarrolló. Al igual que Giménez, tenía una buena proyección en el campocorto debido a su rango y a su brazo. En las Menores ya vimos como en sufría con algunas jugadas y con la velocidad del juego. Todo eso se trasladó a las Mayores. La altura de Rosario también ha generado ciertos problemas a la hora de lanzar, es por eso que los Mets le han probado en el jardín central de vez en cuando a lo largo de los años. Ese podría ser su mejor posición en Cleveland, aunque por el conjunto de sus herramientas es probable que también fuera sólido en la tercera base. Solo tiene 25 años y únicamente cuenta con tres años de servicio en las Grandes Ligas, pero podría estar entrando en la parte de su carrera en la que se le va a utilizar como un superutility. Sin embargo, vale la pena apostar por él. Aún le puede quedar margen de mejora, sobretodo si es capaz de cambiar su approach y su poder puro de bateo aparece en los partidos.

Wolf fue seleccionado por los Mets en la segunda ronda del draft de 2019. El texano en un brazo en desarrollo cuyo perfil aún está por determinar. Bola rápida de 90 millas que podría llegar a las 95+ (y tiene pinta de ir a llegar), una curva 12-6 con un giro y proyección por encima de la media y la necesidad de ganar comando y desarrollar un cambio en el largo plazo si quiere estar fuera del bullpen. Ese desarrollo no ha podido comenzar. Wolf no fue invitado al campo de entrenamiento alternativo de los Mets y el resto de las competiciones se vieron interrumpidas por el COVID-19. Así que no sabemos mucho más sobre Wolf de lo que sabíamos el día del draft.

Greene fue seleccionado por los Mets en la segunda ronda del draft de 2020. Tiene margen para ganar más músculo, pero eso le podría mandar a defender una esquina en los jardines. Y ya se le intuye mucho poder con su físico actual. También hay optimismo sobre su torso, pero el swing puede ser un poco largo y es posible que sea necesario realizar algunos ajustes mecánicos para permitirle alcanzar una mejor velocidad. Greene es un potencial titular por encima del promedio en los jardines, pero no alcanzará ese valor hasta estar en la mitad de la década.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now



Source link